Opinión

‘No’ a la marcha de Mascherano

Los futbolistas piden una mejora contractual a poco que ofrezcan un buen rendimiento. Por contra, si no responden a las expectativas creadas y el entrenador no cuenta con ellos exigen que se respete su contrato y percibir hasta el ultimo céntimo. Y alguno hasta exige que se le renueve si cae lesionado. En cambio, se creen en el derecho de romper su compromiso cuando quieren marcharse porque reciben una mejor oferta o les reclama otro equipo que les promete más protagonismo. Los jugadores son egoístas por naturaleza. No quieren perder ninguna oportunidad en su efímera carrera. Pero ha llegado el momento en el que los clubs deben poner límite a esa avaricia.

Mascherano es un profesional intachable. Su compromiso con el Barça ha sido, hasta el momento, ejemplar. Después de siete años siendo protagonista en el equipo azulgrana es lógico que no esté a gusto con el papel secundario que le está dando Valverde y es comprensible que pidiera salir para jugar con regularidad en otro sitio, y más cuando está a las puertas de su último Mundial. Pero en el minuto posterior a la lesión de Umtiti debería haber cambiado de postura y ponerse al servicio de los intereses del Barça, el club que se lo ha dado todo: dinero, prestigio, títulos y el privilegio de jugar junto a Messi . El defensa francés estará dos meses de baja y la fiabilidad física de Vermaelen es una incógnita.

Por tanto, ahora que parece imprescindible no puede marcharse. Yerry Mina podría ser un buen recambio pero no a mitad de temporada. Exigirle un rendimiento inmediato al colombiano sin tener un tiempo de adaptación al futbol europeo y al idioma Barça es una temeridad. El jovencísimo central del Ajax Matthijs de Ligt parece el mejor sustituto de Mascherano pero ese cambio generacional debió hacerse a junio.

La temporada pasada, el ‘jefecito’ ya dio síntomas de haber perdido esa velocidad de anticipación en la que basa su juego defensivo. Y ese ha sido el gran defecto de la planificación deportiva del Barça de los últimos años. No anticiparse al cambio generacional.

Marçal Lorente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s