Opinión

GRACIAS JEFECITO

En los equipos son tan necesarios los delanteros como los defensas, es decir, los “Messis” como los “Mascheranos”. Cuando Javier llegó al Barça procedente del Liverpool no tardó en darse cuenta de que en su posición estaba el número uno, Busquets, y en lugar de crear un conflicto, lo aceptó y aprendió a jugar de central. Cuando ves actuar a Messi te das cuenta de que con su talento disfruta jugando. En cambio, con Mascherano te imaginas que ha sufrido. Sin ser alto, sin ser corpulento, sin estar habituado a actuar en una defensa adelantada hasta el centro del campo se ha acabado convirtiendo en uno de los mejores defensas de la historia del Barça. Eso solo lo logra alguien muy listo. Suplió sus carencias con otras virtudes como la anticipación, la colocación y la velocidad. Siempre se destaca su carácter, su compromiso, su inteligencia táctica y su carisma en el vestuario como si solo hubiera sido un profesional honrado cuando en realidad su rendimiento deportivo también fue extraordinario. Siendo la pareja ideal de Piqué durante 7 años, el Barça ha ganado 18 títulos: 2 Champions, 4 ligas, 4 Copas del Rey, 2 Supercopas de Europa, 4 Supercopas de España y 2 Mundiales de clubs. En las escuelas de fútbol, Mascherano será puesto como el ejemplo de defensa contundente pero sin dureza ni agresividad. De hecho, las expulsiones sufridas y los penaltis cometidos se pueden contar con los dedos de una mano.

Y dentro del vestuario es el jugador ideal que todos los entrenadores quieren tener. Ha sido el “hermano” mayor de Messi. Le animó en los momentos duros y le hizo ver que mejor que en el Barça no estaría en ningún otro club. Mascherano ha sido honrado y ejemplar hasta el final. Las lesiones de la temporada pasada le hicieron ver que su físico empezaba a fallarle y que la competencia con Umtiti sería irreversible. El verano pasado, el Barça el buscó sustituto pero al final el club priorizó otros fichajes sabiendo que el “Jefecito” iba siempre a cumplir. Se marcha por la puerta grande, recibiendo el magnífico homenaje que el club le ha organizado tan acertadamente y no a escondidas como hizo Valdés. Los mejores los son hasta despidiéndose.

Marçal Lorente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s