Un gran Barça presenta candidatura a la Europa League

Exhibición del FC Barcelona en Nápoles que consigue de forma brillante la clasificación para los octavos de final de la UEFA Europa League, en el mejor partido de Xavi des de su llegada al banquillo azulgrana.

El  empate a uno de la ida dejaba ciertas dudas, pero el conjunto azulgrana olvidó su habitual sufrimiento como visitante en Europa de los últimos años, para firmar un gran partido en el Estadio Diego Armando Maradona y vencer por 2 a 4.

Toda la efectividad que faltó hace una semana en el Camp Nou, la tuvo el Barça ayer, que en el minuto 17 ya ganaba por 0-2. Insigne sacaba mal en corto un córner en una jugada ensayada, y el conjunto azulgrana robaba el balón para salir a la contra a toda velocidad entre Aubameyang, Adama y Jordi Alba, que batía a Meret a los 8 minutos. Cinco minutos después, Frenkie de Jong, que completó un partidazo, lograba el 0-2 con un gran disparo de rosca desde fuera del área, que se coló cerca de la escuadra izquierda de la portería del Nápoles.

Pero el equipo local se encontró con un regalo inesperado: Ter Stegen cometió penalti sobre Oshimen, al medir mal una salida y derribar al delantero nigeriano en una jugada que no parecía de mucho peligro. Insigne acortaba distancias en el minuto 23, pero el Barça seguía dominado en ritmo del partido.

El equipo de Xavi ejecutaba una presión alta, ahogando la salida de balón del rival y consiguiendo numerosas recuperaciones tras pérdida, combinadas con buen juego y pases de precisión y velocidad. Ferran Torres y Aubameyang tuvieron numerosas ocasiones para hacer el tercer gol, pero falló la puntería que sus compañeros habían tenido al inicio del partido.

Justo antes del descanso, aprovechando un rechace en un córner, Piqué dejó una buena muestra de su calidad, con un control con el pie derecho y posterior disparo cruzado con la izquierda, que se coló a la cepa del poste izquierdo de la portería del Nápoles. Era el tercer gol del Barça, que se marchó a los vestuarios con tranquilidad y la sensación de que el trabajo estaba casi hecho.

Nada cambió tras la reanudación. El Barça bajó el ritmo, pero siguió dominando con comodidad. Coincidiendo con la hora de juego, tras un centro envenenado de Adama que salvó Meret, Aubameyang aprovechó el desvió del portero para fusilar de primeras al meta del Nápoles y colocar el 1-4 en el marcador.

El Barça se relajó tanto en la recta final que dio algo de vida a su rival, y el equipo de Spaletti maquilló el resultado en el minuto 87 al aprovechar Politano una pérdida, con posible falta, de Nico dentro de su propia área. Petagna tuvo una última buena ocasión en un disparo potente que paró Ter Stegen con el hombro.

El 5-3 para el Barça en el global de la eliminatoria hace justicia porque el equipo de Xavi ya fue superior al Nápoles en la ida y solo la falta de acierto privó al Barça de dejar el duelo sentenciado en el Camp Nou.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.