No entiendo nada

(artículo publicado en Mundo Deportivo)

El coronavirus está provocando una tragedia sanitaria y humana. Y también llegará una crisis económica sin precedentes. El fútbol será uno de los sectores más afectados. No entiendo que algunas informaciones personalicen en el FC Barcelona los problemas económicos que todos, repito, todos, los clubs empiezan a sufrir. Es como informar que hay un catalán que se ha infectado por el Covid-19. Esta pandemia nos está afectando a todos/as. Es cierto que es el club con la masa salarial más alta (550 millones) pero también será el que más ahorrará cuando todos los clubs acuerden una reducción mínima del 35% de los salarios de sus jugadores (192). Porque esa es la primera medida que tomarán todos los clubs, pidiendo un esfuerzo económico a los que más posibilidades tienen de hacerlo. ¿Por qué solo dramatizan con el Barça si hará lo que acuerden hacer todos los clubs en consonancia con la Liga, la UEFA y la ECA? Será un problema global de toda la industria del fútbol. Comprendo que los dirigentes mantengan la esperanza de retomar las actuales competiciones pero, dado que las autoridades sanitarias nos avisan que esto va para largo y los jugadores precisarán una pretemporada, deberíamos ir asumiendo que este curso está terminado aunque eso suponga que los clubs dejen de ingresar los 600 millones de la liga. Y no pretender estirarla más allá del 30 de junio. Es mejor empezar bien la 2020-21 en lugar de estropear la actual temporada y la que viene. Lo único positivo es que explotará la burbuja económica del fútbol y los clubs se verán obligados a dejar de enriquecer desmesuradamente a jugadores y representantes para potenciar sus canteras.

Marçal Lorente

Twitter pide elecciones pero, ¿y el Camp Nou?

En pleno temporal en Can Barça tras el escándalo de las difamaciones en las redes, mañana vuelve el fútbol al Camp Nou con la visita del Eibar. Si hacemos caso al twitter culé, mañana el presidente Bartomeu recibirá una brutal bronca en forma de pañolada, gritos, silbidos y todo lo que uno se pueda imaginar. Sin embargo, la realidad me hace pensar que la bronca no será tal. Da la impresión que el socio y abonado del Camp Nou no es tan crítico como lo es el usuario de twitter, donde allí Bartomeu no duraría ni un minuto más en el cargo de presidente, de hecho, ya no lo sería de haría años. Seguro que mañana en el Estadi habrá alguna muestra de rechazo hacia el presidente y su Junta, pero dudo mucho que sea un clamor mayoritario. Al fin y al cabo, lo que más le importa al socio culé que va al campo, es el fútbol. Bartomeu y los suyos tendrán un grave problema en el momento que el balón no entre. Si a los muchos problemas extradeportivos de estas últimas semanas, se le suma mal juego y malos resultados, sí que el presidente puede ver como el Camp Nou se le vuelve en su contra. Mañana y sobre todo los resultados de los partidos de la próxima semana contra Nápoles y Real Madrid, serán decisivos para saber si se precipitan o no los acontecimientos. Mucha gente pide adelantar las elecciones, pero no tiene pinta que por ahora Bartomeu las quiera convocar. Si los resultados deportivos le acompañan podrá ir aguantando, pero a la que no le queden ni los resultados, no tendrá escapatoria posible.

Sergi Ninou

El Barça domina pero no le sirve para ganar

El Barça jugó un partido más que correcto ayer en San Mamés, bueno incluso podríamos decir. El equipo hizo muchas cosas bien: dominó, tuvo la posesión, generó ocasiones y concedió poco en defensa. El problema es que perdonó y el Athletic no. Podemos hacer una lectura positiva del partido, pero todo un Barça no puede permitirse dominar y no tener gol. Y si tú no marcas, procura que no lo haga el rival y menos de la manera como lo hizo, con un centro lateral y remate a gol. Son despistes recurrentes. ¿Cuántas veces no lo hemos visto esto? El Barça perdonando arriba y siendo demasiado blando en defensa. No es nuevo. Pero los jugadores no aprenden. La autocrítica la hacen de cara la galería, porque a la hora de demostrarlo en el campo, van repitiendo los mismos errores.

La Copa del Rey es el tercer título en importancia sí, pero ya es otro título que se escapa después de la Supercopa. No hay que tirarlo todo por la borda, queda la Liga y la Champions, pero francamente, no sé a que agarrarme para pensar que el Barça será capaz de ganar algo esta temporada. La plantilla tiene muchas carencias. Ya era corta en septiembre, aún lo fue más después de la lesión de Luis Suárez (a quién se echa de menos una barbaridad), y el colmo ha sido el esperpéntico mercado de invierno que ha debilitado la plantilla en vez de reforzarla. Los hombres importantes (la columna vertebral) está mayor y flaquea físicamente, y los teóricos cracks que han venido para ayudar a Messi fallan más de lo que deberían… Vamos, que veo un panorama bastante complicado en Can Barça.

Quien tiene menos culpa de todo es Quique Setién. En el mes que lleva en el banquillo ha conseguido cambiar la imagen del equipo. Se va a mejor, aunque dudo si podrá variar la mala dinámica de las últimas temporadas en las grandes citas. Sin embargo, Setién y su idea de juego, es de las pocas cosas que me hacen mantener cierta esperanza.

Y por cierto, es muy importante no olvidarse del arbitraje. Ayer se volvió a perjudicar gravemente al Barça con un penalti no señalado sobre De Jong. Puedo entender que el árbitro no lo viera en directo, ¿pero y el VAR? ¿No es una jugada suficientemente clara como para que se revisara? Yo creo que sí. Pero es igual, los árbitros tienen una protección que les permite ir equivocándose y no pasa nada, sobre todo si es en contra del Barça claro…

Sergi Ninou

El Barça vive en el día de la marmota

El Barça ha entrado en una dinámica perdedora preocupante. Últimamente el culé parece vivir en el día de la marmota, como en la película “Atrapado en el tiempo”. Roma, Anfield, la final de Copa en Sevilla … y ahora la semifinal en Jeddah. Ya sé que cada partido es diferente, y que la derrota de ayer no tiene la trascendencia de citas pasadas, pero todo tiene un denominador común: al Barça se le escapa un título de manera lamentable.

Lo curioso del caso es que ayer el equipo jugó bien, pero ni así le sirvió para ganar. El buen trabajo realizado durante 80 minutos, se tiró por la borda en unos últimos 10 minutos penosos, con un Barça que desapareció del campo, como ya ha ocurrido en muchas otras ocasiones. Ayer, los jugadores de Valverde tienen la excusa que quedaron descentrados por el arbitraje. El VAR, que siempre he defendido y sigo pensando que es bueno para el fútbol, ​​ayer perjudicó gravemente al Barça. Quizás son manos de Messi (discutibles), quizás es fuera de juego de Arturo Vidal (por milímetros) pero es normal que el equipo quedara tocado después de que se le anularan dos goles.

Al aspecto moral se le ha de sumar el derrumbe físico. Como lo es también la desorganización táctica. Está claro que toda la culpa no es de Valverde, pero como responsable máximo del equipo le toca asumir responsabilidades. El Txingurri cada vez tiene menos margen de confianza y el problema es que se le ve superado, sin ideas, atrevimiento ni capacidad de cambiar el rumbo de la nave. El entrenador debe ser un líder y Valverde no demuestra serlo. Normal que desde la directiva ya haya quien presione para echarlo, pero de momento, esto no sucederá. También se echa en falta la figura de un líder dentro del campo. Me refiero a un líder tipo Puyol, alguien que pegue cuatro gritos y no deje que el equipo se hunda.

Sin embargo, es justo también recordar que ayer, salvo los últimos 10 minutos, vimos un buen Barça, que practicaba un fútbol reconocible. Si esta es la versión del equipo que veremos habitualmente desde ahora y hasta el final de la temporada, el Barça estará en el buen camino. El problema es que hay motivos para pensar que no será así.

Sergi Ninou

El Barça y el constante fin de ciclo

Hay quien sugiere que el Barça está ante un fin de ciclo. Una expresión que hace muchos años que la oímos, diría que desde que Guardiola dejó el club en 2012. Pero la realidad ha sido muy distinta. Con la excepción de la temporada del Tata Martino, que también estuvo a punto de acabar con algún título, el Barça ha ganado cada año. Por lo tanto, de fin de ciclo nada de nada. Esta ha sido una expresión que muchos han utilizado más para mostrar un deseo, que para describir la realidad de lo que estaba pasando. Con Guardiola, Tito, Luis Enrique y Valverde, el Barça ha seguido ganando, perdiendo progresivamente el fútbol excelso del inicio de la etapa Guardiola sí, pero ganando indiscutiblemente.

Sí que es cierto que actualmente el equipo pasa por su peor momento en los últimos años. No hay nada perdido ni mucho menos, apenas estamos en el mes de noviembre y el Barça es líder en la Liga y en la Champions, pero las sensaciones que transmite el equipo son tan negativas, que hay motivos para estar muy preocupados.

El otro día Valverde quiso minimizar el mal momento del Barça diciendo que estaba “solo un poquito preocupado” y Piqué sacó pecho diciendo que “en 2015 las cosas también iban mal y se acabó ganando el triplete”. Hombre, esto es una sobrada y se le puede volver en contra como los resultados sigan siendo negativos. Y más teniendo en cuenta que entonces tenías a Xavi, Iniesta, Neymar, Alves y toda la plantilla con cuatro años menos en las piernas.

Hace falta más auto crítica por parte de todos y ponerse a trabajar de verdad. Los jugadores deben ser conscientes de que sólo con el nombre no se gana, y las vacas sagradas, las que han ganado tanto los últimos años, deben asumir que quizás ya no pueden ser tan decisivas cada semana como lo eran antes.

Tanto Valverde como los jugadores, tienen que asumir que el equipo no funciona, a pesar de que hasta ahora los resultados han acompañado lo suficiente como para no estar en una situación crítica. Ahora que todavía se está a tiempo, tiene que haber una reacción. Se debe mejorar en juego, físico y actitud. Es lo que se le debe exigir a una plantilla que tiene los ingredientes suficientes para ser seguir siendo ganadora.

Y es que no se debe permitir que los que hablan de “fin de ciclo” acaben teniendo la razón.

Sergi Ninou

A la contra

(Artículo publicado en Mundo Deportivo)

Igual que las plantillas deben tener jugadores con diferentes características, los equipos son mejores cuantas más formas de jugar dominen. Igual que Marc Márquez ajusta su moto en función de los circuitos y los rivales. Igual que Rafa Nadal matiza su juego para aprovechar las debilidades de su oponente y contrarrestar sus virtudes, el Barça de Valverde alterna el juego de posesión y los ataques estáticos con el fútbol directo y las transiciones rápidas. Y eso también es juego de posición. Corre el balón, jugadores a diferente altura y con menos pases se aprovechan los grandes espacios que dejan las defensas adelantadas. El Barça no debe pedir perdón por ceder la posesión al rival en algún momento y marcar un gol al contragolpe. Sin ser su plan predeterminado es bueno que también domine ese recurso para ser más completo.

De Jong representa eso. Si tiene un pase fácil la pasa, si la conduce es para superar lineas de presión, si filtra el pase lo hace con una precisión quirúrgica y cuando va intenso es porque la recupera. Va camino de ser el mejor fichaje del Barça de los últimos años. Seguramente que Luis Suárez no es el delantero más elegante pero sí uno de los más eficaces. Con 184 goles iguala a Samitier como cuarto máximo goleador de la historia del Barça. Y eso que el gran Pepe, junto con Gamper Kubala Cruyff Messi serían los cinco personajes más importante de la historia del Barça. Este Barça de Valverde da espectáculo, con una media de posesión del 62% y 2,5 goles por partido, con goleadas a Sevilla, Betis y Valencia. Y eso es compatible con admitir que en algunos partidos es más efectivo que efectista y más práctico que estético.

Marçal Lorente

 

Discrepancias Barça-Neymar sobre la prima de renovación

BARÇA Y NEYMAR EXPONEN ANTE EL JUEZ SUS DISCREPANCIAS SOBRE LA PRIMA DE RENOVACIÓN.

Los abogados del Barça y los de Neymar no han llegado a un acuerdo en un acto de conciliación que ha durado dos horas y cuarto, lo que ha provocado que el juicio haya comenzado 3 horas después del horario previsto. El “Sin concesiones” ha avanzado la noticia de que los abogados del Barça han advertido a los de Neymar que si no llegaban a un acuerdo antes de juicio, el brasileño se estaba cerrando las puertas a un futuro fichaje por el club azulgrana. Y en cambio, fuentes del club azulgrana nos han desmentido que Neymar se hubiera comprometido a renunciar a los 22M que reclama, a cambio de que el Barça se comprometiera por escrito a ficharlo en un futuro, como han informado otros medios.

Recordemos los hechos, el 2016 NEYMAR firmó una renovación de contrato con el Barça hasta el 2021 a cambio de cobrar una prima de 64,4 millones de euros que cobraría en 2 plazos, el primero de 43M al mes siguiente de firmar la renovación (julio de 2016) y el segundo plazo de 22 millones a cobrar en julio de 2017, que el Barça no le abonó al enterarse de que estaba a punto de irse al PSG.

En el juicio, los abogados de Neymar han reclamado que les correspondía cobrar estos 22 millones porque era un Signing bonus (incentivo para firmar) y que no incumplió el contrato al marchar al PSG sino que lo resolvió abonando la cláusula de rescisión de 22 millones tal y como estaba establecido de mutuo acuerdo en el contrato.

Mientras que el Barça considera que los 64,4 millones de euros es un Loyalty Bonus y que sólo se devenga si cumplía todos los años de contrato independientemente de que el abono de la cantidad se hacía en dos plazos.

El argumento del Barça es muy discutible porque en la redacción del contrato no está especificado que el cobro de los 64,4 estuviera supeditado al cumplimiento de la duración total del contrato ni a ninguna otra permanencia.

Pero por otra parte, el abogado de Neymar ha reconocido hoy que el brasileño pidió al PSG una prima de fichaje de 22M de euros para compensar el no cobro del segundo plazo de renovación del Barça. O sea que Neymar quiere cobrar la misma cantidad por dos lados y mi abuela decía que no se puede soplar y aspirar a la misma vez.

Marçal Lorente

BARÇA I NEYMAR EXPOSEN DAVANT EL JUTGE LES SEVES DISCREPÀNCIES SOBRE LA PRIMA DE RENOVACIÓ.

Els advocats del Barça i els de Neymar no han arribat a un acord en un acte de conciliació que ha durat dues hores i quart, cosa que ha provocat que el judici hagi començat 3 hores després de l’horari previst. El “Sin concesiones” ha avançat la noticia que els advocats del Barça han advertit als advocats de Neymar que el brasiler que si no arribaven a un acord abans de judici el brasiler s’estava tancant les portes a un futur fitxatge pel club blaugrana. I en canvi, fonts del club blaugrana ens han desmentit que Neymar s’hagues compromès a renunciar als 22 M que reclama a canvi que el Barça es comprometés per escrit a fitxar-lo en un futur com han informat altres mitjans.

Recordem els fets, al 2016 NEYMAR va signar una renovació de contracte amb el Barça fins al 2021 a canvi de cobrar un premi de 64,4 milions d’euros que cobraria en 2 terminis, el primer de 43M al mes següent de signar la renovació (juliol de 2016) i el segon termini de 22 milions l’havia de cobrar al juliol de 2017 però el Barça no li va abonar al assabentar-se que estava a punt de marxar al PSG.

En el judici, els advocats de Neymar han reclamat que els corresponia cobrar auqest 22 milions perquè era un Signing bonus (incentiu per signar) i que no va incomplir el contracte al marxar al PSG sino que el va resoldre abonant la clàusula de rescissió de 22 milions tal i com estava establert de mutu acord en el contracte.

Mentre que el Barça considera que els 64,4 milions d’euros és un loyalty Bonus i que només es devengava si complia tots els anys de contracte independentment que l’abonament de la quantitat es feia en dos terminis.

L’argument del Barça és molt discutible perquè en la redacció del contracte no està especificat que el cobrament dels 64,4 estigués supeditat al compliment de la durada total del contracte ni a cap altre permanència.

Però d’altra banda, l’advocat de Neymar ha reconegut avui que el brasiler va demanar al PSG una prima de fitxatge de 22M d’euros per compensar el no cobrament del segon termini de renovació del Barça. O sigui que Neymar vol cobrar la mateixa quantitat per dos cantons i la meva avia deia que no es pot bufar i absorbir a la mateixa vegada.

Marçal Lorente