A la contra

(Artículo publicado en Mundo Deportivo)

Igual que las plantillas deben tener jugadores con diferentes características, los equipos son mejores cuantas más formas de jugar dominen. Igual que Marc Márquez ajusta su moto en función de los circuitos y los rivales. Igual que Rafa Nadal matiza su juego para aprovechar las debilidades de su oponente y contrarrestar sus virtudes, el Barça de Valverde alterna el juego de posesión y los ataques estáticos con el fútbol directo y las transiciones rápidas. Y eso también es juego de posición. Corre el balón, jugadores a diferente altura y con menos pases se aprovechan los grandes espacios que dejan las defensas adelantadas. El Barça no debe pedir perdón por ceder la posesión al rival en algún momento y marcar un gol al contragolpe. Sin ser su plan predeterminado es bueno que también domine ese recurso para ser más completo.

De Jong representa eso. Si tiene un pase fácil la pasa, si la conduce es para superar lineas de presión, si filtra el pase lo hace con una precisión quirúrgica y cuando va intenso es porque la recupera. Va camino de ser el mejor fichaje del Barça de los últimos años. Seguramente que Luis Suárez no es el delantero más elegante pero sí uno de los más eficaces. Con 184 goles iguala a Samitier como cuarto máximo goleador de la historia del Barça. Y eso que el gran Pepe, junto con Gamper Kubala Cruyff Messi serían los cinco personajes más importante de la historia del Barça. Este Barça de Valverde da espectáculo, con una media de posesión del 62% y 2,5 goles por partido, con goleadas a Sevilla, Betis y Valencia. Y eso es compatible con admitir que en algunos partidos es más efectivo que efectista y más práctico que estético.

Marçal Lorente

 

Anuncios

Discrepancias Barça-Neymar sobre la prima de renovación

BARÇA Y NEYMAR EXPONEN ANTE EL JUEZ SUS DISCREPANCIAS SOBRE LA PRIMA DE RENOVACIÓN.

Los abogados del Barça y los de Neymar no han llegado a un acuerdo en un acto de conciliación que ha durado dos horas y cuarto, lo que ha provocado que el juicio haya comenzado 3 horas después del horario previsto. El “Sin concesiones” ha avanzado la noticia de que los abogados del Barça han advertido a los de Neymar que si no llegaban a un acuerdo antes de juicio, el brasileño se estaba cerrando las puertas a un futuro fichaje por el club azulgrana. Y en cambio, fuentes del club azulgrana nos han desmentido que Neymar se hubiera comprometido a renunciar a los 22M que reclama, a cambio de que el Barça se comprometiera por escrito a ficharlo en un futuro, como han informado otros medios.

Recordemos los hechos, el 2016 NEYMAR firmó una renovación de contrato con el Barça hasta el 2021 a cambio de cobrar una prima de 64,4 millones de euros que cobraría en 2 plazos, el primero de 43M al mes siguiente de firmar la renovación (julio de 2016) y el segundo plazo de 22 millones a cobrar en julio de 2017, que el Barça no le abonó al enterarse de que estaba a punto de irse al PSG.

En el juicio, los abogados de Neymar han reclamado que les correspondía cobrar estos 22 millones porque era un Signing bonus (incentivo para firmar) y que no incumplió el contrato al marchar al PSG sino que lo resolvió abonando la cláusula de rescisión de 22 millones tal y como estaba establecido de mutuo acuerdo en el contrato.

Mientras que el Barça considera que los 64,4 millones de euros es un Loyalty Bonus y que sólo se devenga si cumplía todos los años de contrato independientemente de que el abono de la cantidad se hacía en dos plazos.

El argumento del Barça es muy discutible porque en la redacción del contrato no está especificado que el cobro de los 64,4 estuviera supeditado al cumplimiento de la duración total del contrato ni a ninguna otra permanencia.

Pero por otra parte, el abogado de Neymar ha reconocido hoy que el brasileño pidió al PSG una prima de fichaje de 22M de euros para compensar el no cobro del segundo plazo de renovación del Barça. O sea que Neymar quiere cobrar la misma cantidad por dos lados y mi abuela decía que no se puede soplar y aspirar a la misma vez.

Marçal Lorente

BARÇA I NEYMAR EXPOSEN DAVANT EL JUTGE LES SEVES DISCREPÀNCIES SOBRE LA PRIMA DE RENOVACIÓ.

Els advocats del Barça i els de Neymar no han arribat a un acord en un acte de conciliació que ha durat dues hores i quart, cosa que ha provocat que el judici hagi començat 3 hores després de l’horari previst. El “Sin concesiones” ha avançat la noticia que els advocats del Barça han advertit als advocats de Neymar que el brasiler que si no arribaven a un acord abans de judici el brasiler s’estava tancant les portes a un futur fitxatge pel club blaugrana. I en canvi, fonts del club blaugrana ens han desmentit que Neymar s’hagues compromès a renunciar als 22 M que reclama a canvi que el Barça es comprometés per escrit a fitxar-lo en un futur com han informat altres mitjans.

Recordem els fets, al 2016 NEYMAR va signar una renovació de contracte amb el Barça fins al 2021 a canvi de cobrar un premi de 64,4 milions d’euros que cobraria en 2 terminis, el primer de 43M al mes següent de signar la renovació (juliol de 2016) i el segon termini de 22 milions l’havia de cobrar al juliol de 2017 però el Barça no li va abonar al assabentar-se que estava a punt de marxar al PSG.

En el judici, els advocats de Neymar han reclamat que els corresponia cobrar auqest 22 milions perquè era un Signing bonus (incentiu per signar) i que no va incomplir el contracte al marxar al PSG sino que el va resoldre abonant la clàusula de rescissió de 22 milions tal i com estava establert de mutu acord en el contracte.

Mentre que el Barça considera que els 64,4 milions d’euros és un loyalty Bonus i que només es devengava si complia tots els anys de contracte independentment que l’abonament de la quantitat es feia en dos terminis.

L’argument del Barça és molt discutible perquè en la redacció del contracte no està especificat que el cobrament dels 64,4 estigués supeditat al compliment de la durada total del contracte ni a cap altre permanència.

Però d’altra banda, l’advocat de Neymar ha reconegut avui que el brasiler va demanar al PSG una prima de fitxatge de 22M d’euros per compensar el no cobrament del segon termini de renovació del Barça. O sigui que Neymar vol cobrar la mateixa quantitat per dos cantons i la meva avia deia que no es pot bufar i absorbir a la mateixa vegada.

Marçal Lorente

Mala imagen en Europa

La primera jornada de la Champions nos ha dejado una mala imagen tanto del Barça como del Real Madrid. En Dortmund, los azulgrana hicieron un único disparo entre los tres palos en los noventa y pico minutos del partido. Todos estábamos contentos con el centro del campo formado por Busquets, De Jong y Arthur, pero en la práctica, la falta de profundidad fuera de casa fue similar a la de temporadas anteriores. De acuerdo que el equipo está lejos de una buena forma física, con un Suárez saliendo de lesión, un Griezmann que necesita tiempo para encajar y un Messi jugando sólo 30 minutos. Seguro que el equipo irá a más, tiene un margen de mejora evidente, pero el partido contra el Borussia recordó demasiado a otros que hemos vivido hace poco lejos del Camp Nou y esto es preocupante, sobre todo en Europa.

En peor panorama se encuentra el Real Madrid, que dio pena en París. Algunos dicen que no podemos hablar de los de Zidane porque en el Barça las cosas tampoco van bien. Hombre, me parece bastante más delicada la situación en el Madrid que el Barça. Básicamente porque los blancos vienen de quedar a 19 puntos del Barça y este inicio de temporada huele mucho a que será una continuación de la pasada. Tienen a Hazard sí, pero no tienen centro del campo ni defensa. Y tienen un Courtois que por cada gran parada que hace, se come otra. Sin un goleador como Cristiano Ronaldo, parece difícil que puedan ganar ningún gran título.

También es cierto que la temporada justo empieza y lo que ahora decimos, puede perder sentido dentro de poco. Sin embargo, me parece que en el Bernabéu tienen muchos más motivos para preocuparse que en el Camp Nou.

Sergi Ninou

Los retos de Valverde

Ernesto Valverde afronta su tercera temporada al frente del banquillo del Barça y como es natural, encara una serie de retos que haría bien en superar. Algunos son imprescindibles, otros quizá no tanto, pero en cualquier caso, le convendría cumplirlos.

El primer gran reto es genérico para todo entrenador del Barça, competir hasta el final por los títulos en juego, con el objetivo de ganarlo todo. Una temporada más, el nivel de exigencia en el Barça será máximo y en este sentido, Valverde, a pesar de haber conseguido en sus dos primeros años unos resultados inmejorables en la Liga, partirá de cero después de los dos desastres en Europa. Y es que el txingurri tiene esta temporada el reto de evitar un nuevo ridículo en la Champions. En dos años en el banquillo, Valverde sólo ha perdido dos partidos Europa, pero han sido dos derrotas gravísimas, una en Roma (3-0) en los cuartos de la Champions 17-18 y la de Anfield (4-0) hace 2 meses y medio. A ningún club ni a ningún entrenador se le puede exigir ganar la Champions, pero obviamente evitar un nuevo ridículo es primordial.

Gran parte del éxito o el fracaso de Valverde esta nueva temporada, pasará por si es capaz de encontrar un buen encaje a Antoine Griezmann. La llegada del francés supone una inyección de calidad en la delantera del Barça, pero con Messi como intocable por la derecha y Suárez por el centro, Griezmann deberá ganarse el puesto de titular por banda izquierda, donde esta temporada ha jugado principalmente Coutinho. Sin embargo, Griezmann es un delantero que le gusta estar cerca del área y cuando rinde mejor es jugando de segunda punta, una posición que en el esquema actual del Barça no existe. Valverde tendrá pues que encontrarle un buen acomodo y más estando también Dembélé luchando por un puesto en el once. Y eso sin contar que pueda llegar Neymar, lo que complicaría aún más la vida al técnico azulgrana. Es evidente que el txingurri tendrá mucha calidad en la delantera, trabajo suyo será que todas las piezas encajen.

Uno de los aspectos por los que más se ha criticado a Valverde desde que es entrenador del Barça, es que su equipo no haga un fútbol más atractivo. Aunque a nivel de resultados, el Barça del txingurri es muy efectivo y en ciertos momentos podemos decir que ofrece un buen juego, ​​en muchos partidos el equipo es aburrido. Con una plantilla de tanta calidad y que este verano ha dado un paso adelante en este sentido con los fichajes de Griezmann y Frenkie de Jong, Valverde tiene que conseguir que el equipo gane y lo haga con el mejor juego posible. Él mismo lo reconocía hace unos días, “hay ganar y hacerlo con nuestro estilo”. Pues sí, si aparte de ganar, se hace jugando bien, mucho mejor.

Si a una mejora del juego se le suma el reto de dar más protagonismo a la cantera, Valverde ya lograría contentar a todo el barcelonismo. En sus dos primeras temporadas en el Barça, el txingurri ha hecho debutar un total de 9 jugadores del filial en el primer equipo: Cucurella, Abel Ruiz, Miranda, Chumi, Jorge Cuenca, Riqui Puig, Oriol Busquets, Àlex Collado y Moussa Wagué. Sin embargo, ninguno de estos nueve futbolistas se ha consolidado en el primer equipo y de ahí que muchos digan que el técnico los hace debutar, la mayoría en Copa, pero no cree en ellos. Esta temporada puede que Wagué suba al primer equipo y veremos qué pasa con Riqui Puig, la gran perla de La Masía. También será interesante ver qué papel le da Valverde a Aleñà, un jugador que debe ser importante en el futuro del centro del campo del Barça.

Como ven, son muchos los retos que afronta el técnico azulgrana en su tercera temporada. Tanto por su propio bien en el club, como por el del Barça en general, cuantos más objetivos pueda alcanzar, mucho mejor.

Sergi Ninou

No me digan que Griezmann y Neymar no son ilusionantes

Con Griezmann ya oficial, el Barça está viviendo un verano de nombres ilusionantes en el capítulo de fichajes. Tras el desastroso final de temporada, con las decepciones de Anfield y la final de Copa, había que recuperar el optimismo y la convicción de que el Barça sigue siendo un equipo ganador. Todos coincidimos en que era imprescindible sacudir la plantilla y hacer fichajes importantes. Con Frenkie de Jong ya cerrado, la prioridad era reforzar la delantera, para no depender tanto de Messi. Con Griezmann, el Barça ficha un jugador determinante, un crack, que debe ayudar desde el primer día. Si a Griezmann le sumas el posible retorno de Neymar, queda claro que el Barça quiere acompañar a Messi con los mejores, y más ahora que se acerca el tramo final de su carrera. Es evidente que el de Neymar es un fichaje de riesgo tras las dos temporadas que el brasileño ha pasado en París. Nadie nos puede asegurar que volverá a ser el jugador que se marchó hace dos veranos, pero tengo la impresión que el Barça, al lado de Messi y Luis Suárez, es el lugar idóneo para recuperar al mejor Ney. Sí que es cierto que, dejando de lado la complejidad económica de la operación, traer de golpe a Griezmann y Neymar supondría generar un buen puzzle a Ernesto Valverde, y más tratándose de él, que no se caracteriza precisamente por ser un técnico muy atrevido. ¿Cómo se encajan tantas piezas sin romper el equilibrio? difícil respuesta… A pesar de todo esto, no me digan que Griezmann y Neymar no son fichajes ilusionantes. Cualquier equipo querría tenerlos en sus filas. ¿Qué pasaría si fuera el Real Madrid quien tuviera la posibilidad de cerrar a estos dos jugadores? Nos estaríamos tirando de los pelos, diciendo que el Barça ha perdido la capacidad de seducir a los cracks. Disfrutemos de sumar talento, seguro que con grandes jugadores se está más cerca de ganar.

Sergi Ninou

Reforzar los laterales

Este domingo acaba el mes de junio y el lunes comenzará julio, llegará el esperado mes de julio que muchos clubes, entre ellos el Barça, tienen marcado como el momento para iniciar los fichajes. El club azulgrana ya tiene a De Jong y Neto, pero el gran fichaje del verano, Griezmann, debe agilizarse a partir del día 1, este próximo lunes, cuando su cláusula pasa de 200 a 120 millones de euros. También el mes de julio debe ser clave para desencallar la operación Neymar, compleja como pocas. El día 8, el PSG comienza la pretemporada y el brasileño parece dispuesto a optar por una postura de fuerza, dejando claro a su actual club que quiere irse a Barcelona. Es evidente que la cosa irá para largo y tendremos que tener paciencia, no da la impresión que el PSG vaya a facilitar su salida ni que el Barça esté dispuesto a perder la cabeza para devolverlo al Camp Nou, no debería hacerlo al menos. Veremos pues si durante el mes de julio se desbloquea el tema, o hay que esperar hasta finales de agosto…

Al margen de los ya fichados De Jong y Neto, y Griezmann y Neymar como próximos objetivos, no debemos olvidar que el Barça necesita reforzar también otras posiciones, como los laterales. Ya sería una buena revolución para el equipo la llegada de los jugadores mencionados, pero los laterales, tanto el derecho como el izquierdo, se deberían reforzar. En el derecho están Semedo y Sergi Roberto, pero ya veremos qué pasa con el portugués, que podría entrar en la operación Griezmann a pesar que de entrada el Barça lo declara intransferible. Y Sergi Roberto no es ni será nunca un buen lateral. Así que la posición está bastante coja. Quizás sería una buena idea probar con Moussa Wagué, si no es así, habrá que ir al mercado a buscar a alguien. En el lateral izquierdo, Jordi Alba sigue siendo un jugador top en esta posición y por tanto, tiene que seguir siendo titular. Pero es necesario que tenga cierta competencia y pueda descansar cuando convenga sin que el equipo se resienta en exceso. Un año después de la marcha de Lucas Digne, nos hemos dado cuenta que tal vez el francés era más importante de lo que pensábamos. Si no se confía en nadie de la casa, habrá que ir también al mercado, y es que no todo acaba con Griezmann y Neymar.

Sergi Ninou

Neymar necesita al Barça

Que Neymar será el culebrón del verano parece evidente, muy por encima de Griezmann, Pogba o incluso De Ligt. Dilucidar donde jugará el brasileño la próxima temporada, será un misterio que costará resolver, y seguro que tendremos que esperar muchas semanas todavía para saberlo.

Su posible regreso al Barça genera mucha controversia entre el barcelonismo y es normal. Mucha gente no le perdona su marcha hace dos veranos, protagonizando también un culebrón en plena gira americana y justo después de haber renovado. La salida de Neymar del Barça, fue una traición al club, ya que el jugador fue de espaldas, y por tanto, es normal que la afición, como también parte de la directiva, se sientan todavía ofendidos y dolidos con el brasileño. Sin embargo, el posible retorno de Neymar al Barça es noticia cada día en los principales periódicos deportivos de Europa. Ahora que el PSG no descarta la salida del jugador, el diario Sport asegura que el Barça ya ha iniciado contactos con el club francés para estudiar la viabilidad de la operación retorno. Desde el club azulgrana niegan que Neymar pueda volver, pero ya sabemos cómo van estas cosas, y más cuando los pesos pesados ​​de la plantilla piden volver a tener a su ex compañero en el vestuario. 300 millones de euros exige de entrada el PSG, una cifra del todo desorbitada, pero parece que estarían dispuestos a negociar. En el Sport dicen que el Barça no quiere pagar más de 100 millones, pero que podría incluir en la oferta a Coutinho, aprovechando que es un jugador que gusta al PSG. No me parece una mala idea. En cualquier caso, todo está aún en una fase embrionaria y por tanto tendremos que esperar a ver la evolución de los acontecimientos. Lo que es evidente es que si Neymar quiere volver a vestir la camiseta azulgrana, primero debe hacer un par de cosas imprescindibles. Pedir perdón públicamente, reconociendo que se equivocó yéndose del Barça y sobre todo, de la manera que lo hizo, y lo más importante, retirar la demanda que puso al club por el cobro de la prima de renovación. No se puede tener tanta cara…

Deportivamente, sigo pensando que Neymar es un jugador top si se encuentra en un ambiente, en un vestuario, que lo acompañe, donde se sienta querido. Y no se me ocurre un lugar mejor que el Barça. En París sólo ha encontrado infortunio, confío que en el Camp Nou podría cambiar las cosas. Eso sí, que ponga de su parte, porque Neymar necesita mucho más al Barça, que el Barça a Neymar.

Sergi Ninou