Los retos de Valverde

Ernesto Valverde afronta su tercera temporada al frente del banquillo del Barça y como es natural, encara una serie de retos que haría bien en superar. Algunos son imprescindibles, otros quizá no tanto, pero en cualquier caso, le convendría cumplirlos.

El primer gran reto es genérico para todo entrenador del Barça, competir hasta el final por los títulos en juego, con el objetivo de ganarlo todo. Una temporada más, el nivel de exigencia en el Barça será máximo y en este sentido, Valverde, a pesar de haber conseguido en sus dos primeros años unos resultados inmejorables en la Liga, partirá de cero después de los dos desastres en Europa. Y es que el txingurri tiene esta temporada el reto de evitar un nuevo ridículo en la Champions. En dos años en el banquillo, Valverde sólo ha perdido dos partidos Europa, pero han sido dos derrotas gravísimas, una en Roma (3-0) en los cuartos de la Champions 17-18 y la de Anfield (4-0) hace 2 meses y medio. A ningún club ni a ningún entrenador se le puede exigir ganar la Champions, pero obviamente evitar un nuevo ridículo es primordial.

Gran parte del éxito o el fracaso de Valverde esta nueva temporada, pasará por si es capaz de encontrar un buen encaje a Antoine Griezmann. La llegada del francés supone una inyección de calidad en la delantera del Barça, pero con Messi como intocable por la derecha y Suárez por el centro, Griezmann deberá ganarse el puesto de titular por banda izquierda, donde esta temporada ha jugado principalmente Coutinho. Sin embargo, Griezmann es un delantero que le gusta estar cerca del área y cuando rinde mejor es jugando de segunda punta, una posición que en el esquema actual del Barça no existe. Valverde tendrá pues que encontrarle un buen acomodo y más estando también Dembélé luchando por un puesto en el once. Y eso sin contar que pueda llegar Neymar, lo que complicaría aún más la vida al técnico azulgrana. Es evidente que el txingurri tendrá mucha calidad en la delantera, trabajo suyo será que todas las piezas encajen.

Uno de los aspectos por los que más se ha criticado a Valverde desde que es entrenador del Barça, es que su equipo no haga un fútbol más atractivo. Aunque a nivel de resultados, el Barça del txingurri es muy efectivo y en ciertos momentos podemos decir que ofrece un buen juego, ​​en muchos partidos el equipo es aburrido. Con una plantilla de tanta calidad y que este verano ha dado un paso adelante en este sentido con los fichajes de Griezmann y Frenkie de Jong, Valverde tiene que conseguir que el equipo gane y lo haga con el mejor juego posible. Él mismo lo reconocía hace unos días, “hay ganar y hacerlo con nuestro estilo”. Pues sí, si aparte de ganar, se hace jugando bien, mucho mejor.

Si a una mejora del juego se le suma el reto de dar más protagonismo a la cantera, Valverde ya lograría contentar a todo el barcelonismo. En sus dos primeras temporadas en el Barça, el txingurri ha hecho debutar un total de 9 jugadores del filial en el primer equipo: Cucurella, Abel Ruiz, Miranda, Chumi, Jorge Cuenca, Riqui Puig, Oriol Busquets, Àlex Collado y Moussa Wagué. Sin embargo, ninguno de estos nueve futbolistas se ha consolidado en el primer equipo y de ahí que muchos digan que el técnico los hace debutar, la mayoría en Copa, pero no cree en ellos. Esta temporada puede que Wagué suba al primer equipo y veremos qué pasa con Riqui Puig, la gran perla de La Masía. También será interesante ver qué papel le da Valverde a Aleñà, un jugador que debe ser importante en el futuro del centro del campo del Barça.

Como ven, son muchos los retos que afronta el técnico azulgrana en su tercera temporada. Tanto por su propio bien en el club, como por el del Barça en general, cuantos más objetivos pueda alcanzar, mucho mejor.

Sergi Ninou

No me digan que Griezmann y Neymar no son ilusionantes

Con Griezmann ya oficial, el Barça está viviendo un verano de nombres ilusionantes en el capítulo de fichajes. Tras el desastroso final de temporada, con las decepciones de Anfield y la final de Copa, había que recuperar el optimismo y la convicción de que el Barça sigue siendo un equipo ganador. Todos coincidimos en que era imprescindible sacudir la plantilla y hacer fichajes importantes. Con Frenkie de Jong ya cerrado, la prioridad era reforzar la delantera, para no depender tanto de Messi. Con Griezmann, el Barça ficha un jugador determinante, un crack, que debe ayudar desde el primer día. Si a Griezmann le sumas el posible retorno de Neymar, queda claro que el Barça quiere acompañar a Messi con los mejores, y más ahora que se acerca el tramo final de su carrera. Es evidente que el de Neymar es un fichaje de riesgo tras las dos temporadas que el brasileño ha pasado en París. Nadie nos puede asegurar que volverá a ser el jugador que se marchó hace dos veranos, pero tengo la impresión que el Barça, al lado de Messi y Luis Suárez, es el lugar idóneo para recuperar al mejor Ney. Sí que es cierto que, dejando de lado la complejidad económica de la operación, traer de golpe a Griezmann y Neymar supondría generar un buen puzzle a Ernesto Valverde, y más tratándose de él, que no se caracteriza precisamente por ser un técnico muy atrevido. ¿Cómo se encajan tantas piezas sin romper el equilibrio? difícil respuesta… A pesar de todo esto, no me digan que Griezmann y Neymar no son fichajes ilusionantes. Cualquier equipo querría tenerlos en sus filas. ¿Qué pasaría si fuera el Real Madrid quien tuviera la posibilidad de cerrar a estos dos jugadores? Nos estaríamos tirando de los pelos, diciendo que el Barça ha perdido la capacidad de seducir a los cracks. Disfrutemos de sumar talento, seguro que con grandes jugadores se está más cerca de ganar.

Sergi Ninou

Reforzar los laterales

Este domingo acaba el mes de junio y el lunes comenzará julio, llegará el esperado mes de julio que muchos clubes, entre ellos el Barça, tienen marcado como el momento para iniciar los fichajes. El club azulgrana ya tiene a De Jong y Neto, pero el gran fichaje del verano, Griezmann, debe agilizarse a partir del día 1, este próximo lunes, cuando su cláusula pasa de 200 a 120 millones de euros. También el mes de julio debe ser clave para desencallar la operación Neymar, compleja como pocas. El día 8, el PSG comienza la pretemporada y el brasileño parece dispuesto a optar por una postura de fuerza, dejando claro a su actual club que quiere irse a Barcelona. Es evidente que la cosa irá para largo y tendremos que tener paciencia, no da la impresión que el PSG vaya a facilitar su salida ni que el Barça esté dispuesto a perder la cabeza para devolverlo al Camp Nou, no debería hacerlo al menos. Veremos pues si durante el mes de julio se desbloquea el tema, o hay que esperar hasta finales de agosto…

Al margen de los ya fichados De Jong y Neto, y Griezmann y Neymar como próximos objetivos, no debemos olvidar que el Barça necesita reforzar también otras posiciones, como los laterales. Ya sería una buena revolución para el equipo la llegada de los jugadores mencionados, pero los laterales, tanto el derecho como el izquierdo, se deberían reforzar. En el derecho están Semedo y Sergi Roberto, pero ya veremos qué pasa con el portugués, que podría entrar en la operación Griezmann a pesar que de entrada el Barça lo declara intransferible. Y Sergi Roberto no es ni será nunca un buen lateral. Así que la posición está bastante coja. Quizás sería una buena idea probar con Moussa Wagué, si no es así, habrá que ir al mercado a buscar a alguien. En el lateral izquierdo, Jordi Alba sigue siendo un jugador top en esta posición y por tanto, tiene que seguir siendo titular. Pero es necesario que tenga cierta competencia y pueda descansar cuando convenga sin que el equipo se resienta en exceso. Un año después de la marcha de Lucas Digne, nos hemos dado cuenta que tal vez el francés era más importante de lo que pensábamos. Si no se confía en nadie de la casa, habrá que ir también al mercado, y es que no todo acaba con Griezmann y Neymar.

Sergi Ninou

Neymar necesita al Barça

Que Neymar será el culebrón del verano parece evidente, muy por encima de Griezmann, Pogba o incluso De Ligt. Dilucidar donde jugará el brasileño la próxima temporada, será un misterio que costará resolver, y seguro que tendremos que esperar muchas semanas todavía para saberlo.

Su posible regreso al Barça genera mucha controversia entre el barcelonismo y es normal. Mucha gente no le perdona su marcha hace dos veranos, protagonizando también un culebrón en plena gira americana y justo después de haber renovado. La salida de Neymar del Barça, fue una traición al club, ya que el jugador fue de espaldas, y por tanto, es normal que la afición, como también parte de la directiva, se sientan todavía ofendidos y dolidos con el brasileño. Sin embargo, el posible retorno de Neymar al Barça es noticia cada día en los principales periódicos deportivos de Europa. Ahora que el PSG no descarta la salida del jugador, el diario Sport asegura que el Barça ya ha iniciado contactos con el club francés para estudiar la viabilidad de la operación retorno. Desde el club azulgrana niegan que Neymar pueda volver, pero ya sabemos cómo van estas cosas, y más cuando los pesos pesados ​​de la plantilla piden volver a tener a su ex compañero en el vestuario. 300 millones de euros exige de entrada el PSG, una cifra del todo desorbitada, pero parece que estarían dispuestos a negociar. En el Sport dicen que el Barça no quiere pagar más de 100 millones, pero que podría incluir en la oferta a Coutinho, aprovechando que es un jugador que gusta al PSG. No me parece una mala idea. En cualquier caso, todo está aún en una fase embrionaria y por tanto tendremos que esperar a ver la evolución de los acontecimientos. Lo que es evidente es que si Neymar quiere volver a vestir la camiseta azulgrana, primero debe hacer un par de cosas imprescindibles. Pedir perdón públicamente, reconociendo que se equivocó yéndose del Barça y sobre todo, de la manera que lo hizo, y lo más importante, retirar la demanda que puso al club por el cobro de la prima de renovación. No se puede tener tanta cara…

Deportivamente, sigo pensando que Neymar es un jugador top si se encuentra en un ambiente, en un vestuario, que lo acompañe, donde se sienta querido. Y no se me ocurre un lugar mejor que el Barça. En París sólo ha encontrado infortunio, confío que en el Camp Nou podría cambiar las cosas. Eso sí, que ponga de su parte, porque Neymar necesita mucho más al Barça, que el Barça a Neymar.

Sergi Ninou

Hay que entender a De Ligt

Si Matthijs de Ligt acaba eligiendo finalmente la propuesta del PSG, lo hará principalmente por dinero. Seguro que la dura competencia deportiva que encontraría en el Barça también es un factor a tener en cuenta, pero básicamente el sueldo que le ofrece el PSG, es tan superior en comparación con el que ofrece el Barça, que es natural que el jugador, aconsejado por Mino Raiola, se le haga difícil no decantarse por la opción parisina. Hoy el diario Sport destaca en portada los salarios que ofrecen Barça, PSG y Juventus a De Ligt, y la diferencia no es pequeña precisamente. El club francés es quién pagaría más: 12M € netos anuales, por 10 la Juve y 6 el Barça. Vamos, que el club de Al-Khelaifi ofrece el doble que el Barça. La verdad es que es comprensible que piense en irse a París.

Además también existe el factor estrictamente deportivo. Aparte del dinero, hay tener en cuenta que en el Barça De Ligt tendría mucha más competencia. Él ha dicho que no le asusta tener que pelear por un puesto en el once, y de hecho, estoy convencido que si eligiera al Barça, en poco tiempo la pareja titular seria Piqué-De Ligt, pero es verdad que no es lo mismo competir con los actuales centrales del Barça, que con Thiago Silva, Marquinhos, Kimpembe y Kehrer. Por tanto, si al factor económico le sumas el deportivo, entiendo que el Barça no sea la opción preferida del central holandés. Hace unos días, el propio De Ligt, a la vez que decía que no le asustaba la competencia, también decía que para un jugador joven como él, lo más importante era tener minutos. Frase muy a tener en cuenta, y parece evidente que de entrada, en París, podría tener bastantes más minutos que en el Barça.

Veremos que acaba pasando y si se decanta definitivamente por la propuesta francesa. Si es así, será una lástima, porque De Ligt es uno de los pocos nombres del mercado futbolístico que ilusiona de verdad. Y es que lo tiene todo para ser un central de referencia durante la próxima década.

Sergi Ninou

Hay Busquets para rato

Sergio Busquets es uno de los jugadores del Barça que ha sido más criticado en el tramo final de temporada. Es evidente que su rendimiento ha estado muy por debajo de lo que en él es habitual y desgraciadamente no ha sido sólo en los últimos partidos del curso, durante toda la temporada hemos visto un Busquets incómodo, como perdido, que no acababa de encontrar su sitio en el campo. Sin embargo, el jugador nunca lo ha dejado de intentar y siempre ha querido seguir con su estilo de juego tan característico. El problema es que esto conlleva grandes riesgos, y si estás muy fino en el primer control, giro y pase, te pones en problemas a ti y a todo el equipo. A Busquets le ha pasado, en determinados partidos ha quedado retratado por un mal control o un mal pase que ha costado más de un disgusto a Ter Stegen.

Lo primero que a uno le pasa por la cabeza cuando se buscan explicaciones al porqué de esta bajada de rendimiento del jugador de Badia, es el aspecto físico, la edad. Pero tampoco es tan mayor, tiene 30 años, el problema es que acumula muchos minutos en las piernas. Sería conveniente dosificarlo durante la temporada para que llegue fresco al tramo decisivo, cuando se deciden los títulos. Aparte de esto, para mí hay otro aspecto clave, el principal, que explica porqué Busquets no es el mismo de hace un tiempo. Está más solo que nunca en el centro del campo. La etapa de esplendor del Barça basado en el juego de posición y posesión era, como sabemos, con Xavi, Iniesta y un Busquets en el perfil de recuperador pero también de creador. Allí es donde más brillaba. Pero esta etapa ha terminado y cada vez más el Barça ha ido perdiendo el dominio del centro del campo. Sigue siendo un equipo que le gusta tener el balón y controlar los partidos, pero no de la manera que lo hacía antes, y Busquets es el principal perjudicado. Por tanto, convendría acompañarlo con jugadores de toque, que prioricen tener el balón al físico. Arthur Melo puede ser un buen aliado a la hora de recuperar un gran Busquets, pero de momento el brasileño no se ha terminado de consolidar aunque apunta buenas maneras. Quien genera mucha ilusión es Frenkie de Jong, este sí que es un buen fichaje, parece ideal vaya. O los jóvenes Aleñà y Riqui Puig.

Hay quien cree que ahora sería el momento de vender a Busquets. Estoy totalmente en contra. Un jugador de sus características y más siendo de la casa, tiene que estar siempre en el Barça. Todavía es muy válido, pero hay que dosificarlo y sobre todo, como decía, rodearlo bien en el centro del campo. Si se hace así, hay Busquets para rato.

Sergi Ninou

Griezmann y Neymar. Messi con los mejores

Todavía no se ha abierto el mercado de fichajes pero ya llevamos semanas hablando de posibles refuerzos para el Barça. De hecho, durante toda la temporada hemos estado hablando sobre ello. Dos de los nombres que más han sonado, son los de Griezmann, y últimamente, el de Neymar. Sin duda son dos nombres que generan controversia, no porque no sean grandes jugadores, sino porque su posible llegada al Barça, que en el caso del brasileño significaría volver, serían polémicas. Nadie olvida el documental de “La Decisión,” donde Griezmann, con la complicidad de Piqué, montó un show para terminar quedándose en el Atlético. A los culés no les gustó nada la actitud del francés y se lo dejaron claro cuando vino al Camp Nou hace un par de meses en partido de Liga. Pero este verano casi seguro que Griezmann será del Barça, así que la afición culé deberá aceptar que un año después de este momento donde se sintieron engañados, les tocará dar apoyo al que será nuevo gran aliado de Messi en la delantera. Y si hablamos de Neymar, aunque parece muy difícil que pueda volver a vestir la camiseta azulgrana, ante esta posibilidad el debate entre el socio y seguidor culé está abierto. Muchos no le perdonan su fuga hace 2 años; pero otros añoran su fútbol, ​​a veces con detalles innecesarios sí, pero siempre lleno de calidad y alegría.

Si dependiera de mí, los dos hacia Barcelona. Y lo digo sin pensar en la economía del club, que probablemente hace imposible la llegada de los dos. Hablo simplemente en el terreno de lo deportivo, en el fútbol. Se debe rodear a Messi con los mejores, y Griezmann y Neymar lo son. Esta temporada se ha hecho evidente que el Barça necesita más calidad en la delantera. Ni Coutinho ni Dembélé han estado a la altura. El primero por dejadez, el segundo por las lesiones. Luis Suárez ha perdido efectividad de cara portería, aunque sigue siendo un jugador muy válido. Y Malcom ha tenido un papel testimonial. En definitiva, no se puede repetir otra temporada donde los goles estén tan mal repartidos como lo han estado esta. Messi ha marcado 51, Suárez 25, Dembélé 14, Coutinho 11 y Malcom 4. Alguien más debe superar los 20 goles. Sin duda Griezmann o Neymar, sin ser unos grandes goleadores, en el Barça lo podrían conseguir. El equipo debe tener un ataque temible, que salga a escenarios como Anfield o en una final de Copa con recursos y capacidad de intimidar. Y no esperar que toda la inspiración, dependa sólo de Messi.

Sergi Ninou